.

EDUCACIÓN

 

Educación

Análisis del Proyecto de la LOCE
(Ley Orgánica de Calidad Educativa)

Análisis del Proyecto de la Contrareforma
La LOGSE fue la reforma 
La LOCE será la contrareforma
(tiempos difíciles para la razón; tiempos difíciles para la educación)
(tiempos difíciles para el humanismo social)

 

"He tenido suerte. Nada me ha resultado fácil". S. Freud.

 

Contrareforma Educativa: Tiempos difíciles para la educación.

¡Media vuelta por la derecha! ¡Ar! ¡De frente, paso ligero!. ¡Ar!. ¡Que lo mando yo, cono! ¡Y lo que mando yo no se discute (ni tan siquiera se debate)! Firmado: Chemari I, el provocador.

“Toda acción elástica que choca frontalmente contra un obstáculo fijo rígido sufre una reacción en sentido contrario directamente proporcional a la fuerza de la acción inicial”. 
Va a ser muy fuerte la sinrazón de la reacción porque muy fuerte fue la razón social de la Constitución y su desarrollo educativo. 

Todo el avance social, en materia educativa, que nos dimos, por consenso, todos los españoles desde la muerte del anterior régimen ( http://members.tripod.com/educac/legislac/logse.htm ), se puede  ir al traste, o por lo menos, retrotraer temporalmente, por la reacción que propone el proyecto de la mal llamada "Ley de Calidad de la Educación". Por la reacción que nos lleva, paso ligero, a una situación educativa y social muy parecida a la previa a la LGE de 1970. 

Reacción que se enmarca en un talante regresivo (sin sentido peyorativo, sino en un sentido únicamente semántico literal: "regresa" a las ideas de  que es mejor una organización autoritaria en clases o grupos diferentes que una organización global sin clases y en la que debe predominar la libertad responsable por encima de una autoridad por jerarquía) generalizado en una parte del mundo occidental y oriental. 

Igualmente le llamamos Contrareforma porque entendemos que la Reforma social se hizo con la redacción y aplicación (y se sigue haciendo con el desarrollo) de la Constitución de 1978 (y los respectivos Estatutos de Autonomía). Constitución que reforma la normativa constitucional anterior vigente (Leyes Fundamentales). Y en esta Reforma general la LOGSE de 1990 constituye su desarrollo educativo. Por lo que una nueva ley que va contra parte de esta Reforma (Constitución, Estatutos de Autonomía, LOGSE), semánticamente, debe llamarse Contrareforma. 

Por lo que esta tendencia política y social implica una regresión (disminución) de la libertad, igualdad, solidaridad, justicia,... y educación. 

Una vez analizados los borradores del cambio propuesto por la Ministra del MECD observamos que estos escritos justifican (aunque ni demuestran ni fundamentan) la propuesta nueva ley por los fallos y deficiencias del actual modelo, la necesidad de reducir el índice de fracaso escolar y de los problemas de indisciplina subyacentes y de mejorar la calidad del sistema educativo. 

No vamos a caer en su mismo error de hacer un conjunto de afirmaciones gratuitas, o incluso menosprecios, sin previamente haber analizado los supuestos errores que critica (y utiliza como justificación) y sus más que probables causas. No vamos a hacer una critica "irracional" de la contrareforma. Vamos a analizar la realidad de sus afirmaciones gratuitas y el significado de sus propuestas de cambio. 

Analicemos la LOGSE y su aplicación y analicemos la nueva propuesta: 

La Reforma implícita y explícita en la LOGSE:
Ofrecida por Educac (Málaga):

http://members.tripod.com/educac/legislac/logse.htm
 
Ofrecida por el pntic:

http://centros6.pntic.mec.es/cpee.alborada/Logse.htm
 
Ofrecida por la Universidad de Alicante:

http://www.ua.es/oia/es/normativa/logse.htm
 
(cualquiera de estas direcciones nos ofrece la misma ley: LOGSE)

 
http://www.mecd.es/leycalidad/index.htm 

Nota de prensa de la presentación del Documento de Bases de la Ley de Calidad:
http://www.mecd.es/leycalidad/nota.pdf 
Comparación del sistema educativo actual y del propuesto en el Documento de Bases:
http://www.mecd.es/leycalidad/lce.pdf 
Documento de Bases para una Ley de Calidad de la Educación: 

http://www.mecd.es/leycalidad/bases.pdf
 
(aquí cada una de las tres direcciones es distinta, aunque todas ellas se refieren al mismo proyecto de ley).   
Estas tres direcciones ya han sido retiradas, no obstante la LOCE ya ha sido publicada: http://www.boe.es/boe/dias/2002-12-24/pdfs/A45188-45220.pdf  

Evolución del cambio ideológico y normativa consecuente:

1957. En un pueblo de Mallorca de unos 10.000 habitantes se organiza una competición escolar de Balón mano, en la que participan la Escuela Graduada (dos equipos), el Colegio Privado (un equipo) y el Instituto Laboral del pueblo (tres equipos, uno por cada uno de los tres primeros cursos). Curiosamente, a pesar de la diferencia de edades, los primeros clasificados fueron uno de cada uno de los centros de Primaria. La Graduada presentaba dos equipos, uno, con la selección de los mejores jugadores del centro, de nombre “Aristos”, y el segundo equipo del centro, formado con jugadores no seleccionados, con el nombre de “Graduada”. Significativos nombres, exponentes de una tendencia socio-educativa determinada.

1970. LGE (Ley General de Educación), reforma educativa importante que suponía un avance educativo y social importantes en relación a la normativa anterior, aunque se propugnara y promulgara desde la Dictadura: Se ampliaba la comprensibilidad del sistema y la educación básica desde los 10 años hasta los 14 años,  suprimía los grados (niveles) y el bachillerato elemental, que eran suplidos por los ciclos (aunque nunca se llegó a funcionar por ciclos, se siguió funcionando por niveles o grados); se suprimió la reválida de 4º y se implantó el Graduado Escolar; se cambió el Bachillerato Superior y el curso Preuniversitario por el BUP (bachillerato unificado y polivalente) y COU y se estructuró y organizó la Formación Profesional (a la que se tenía acceso con o sin el Graduado Escolar, es decir, aprobada o no la formación académica de base), con lo que, a partir de los 14 años la educación comprensiva daba paso a una doble línea formativa de distinto nivel de exigencia, de diferente valor: la académica preuniversitaria con exigencia del Graduado Escolar y la FP preprofesional sin esta exigencia. Una “aristos” y una “demos”. Aunque, por lo menos, se había progresado en cuatro años por lo que se refiere a comprensividad y formación básica (democratización educativa e igualdad de oportunidades).

Se mantiene un desfase entre la legislación educativa y la laboral de dos años: la educación es obligatoria hasta los 14 años, pero no se puede trabajar hasta los 16 (se nos decía que “el ocio es la madre de todos los vicios” y no recuerdo si estaba en vigor la ley “de vagos y maleantes” que castigaba a quienes vagaban sin rumbo, ni oficio ni beneficio, por las calles).

1974. Embrión de lo que pocos años después sería la Universitat de les Illes Balears. Profesor de Filosofía de prestigio reconocido, López Quintas, religioso, presenta un programa (con textos y casetes): “Formación de lideres”. De nuevo la teoría selectiva elitista a nivel educativo (“no hay que perder ni tiempo ni dinero con la plebe, total, no se ha hecho la miel para boca de burro, sería incapaz ni de aprovecharlo ni de valorarlo”).
No obstante, a nivel social, la moral democrática y popular de Hegel y Marcuse han impregnado ya los corazones y las razones de los jóvenes europeos que ya han protagonizado la revolución del mayo del 68 en París, el fenómeno Beatles y el fenómeno Hippie (“amémonos, aunque sea sexualmente, todos, los unos a los otros, en lugar de diferenciarnos, odiarnos y matarnos”). La guerra civil española y la guerra europea inmediata consecuente, así como los autoritarismos elitistas (“raza”) que las inspiraron y declararon parecen simples recuerdos antiguos históricos muy lejanos. La mayor parte de Europa vive políticas sociales, Portugal se libra de su dictadura mediante una revolución de claveles. 
Por otra parte, desde Grecia, la historia de la educación es la historia de la universalización progresiva de la misma: Desde la educación única y exclusiva del hijo del rey, a la erudición exclusiva en los conventos, en manos de la Iglesia (que decide qué es bueno y qué es malo, qué es cierto, por extraño que parezca y qué es falso aunque se demuestre científicamente y condena al exorcismo o a la hoguera, según los casos), siguiendo con la educación para la aristocracia, burguesía y, finalmente, para todo el pueblo. Con diferencias, eso sí, colegios con escaleras de mármol y muchos recursos para los hijos de los ricos y escuelas con escaleras de piedra y muy justitas en recursos para los demás. La Ley General de Educación, con sus avances sociales había decretado la educación obligatoria y gratuita para todos hasta los 14 años. Pero el Estado no podía asumir con centros propios toda la población española de 6 a 14 años. La solución justa: Los conciertos con los centros privados. Teóricamente unos centros eran del Estado y otros estaban concertados por lo que la enseñanza debería ser igual en calidad y precio (cero) en todos ellos. Pero la trampa de la ley fueron las asociaciones de padres de concertados (algunas) y las actividades extraescolares y servicios extras, que hicieron prohibitivos los centros concertados para las familias más populares, con lo que se produjo una paradoja: los antiguos centros privados siguieron siendo exclusivos para los hijos de las familias más ricas, pero esta vez con la gracia de que el Estado les pagaba la partida correspondiente a "educación" que daban unos profesores libremente contratados por los propietarios privados de los centros. Afirmaciones, cuya comprobación de su veracidad no está a mi alcance, dicen que en el mundo occidental (Europa y America) el 10% de la población posee el 90% de los bienes materiales, mientras que el 90% restante nos tenemos que repartir el único 10% restante de bienes (ya digo que no puedo constatar esta afirmación, pero lo que sí cualquiera ha podido constatar es que un maestro, para ganar, con su sueldo, lo que ganó el amigo de Aznar en una sola operación de Telefónica, o las fichas de Figo o Zidane, debería de haber empezado a trabajar antes del nacimiento de Jesucristo y seguir trabajando ahora). No obstante, esta desigualdad en los medios materiales se veía compensada por el hecho de que, normalmente, los centros públicos (estatales o municipales) tenían profesores más y mejor cualificados ya que, al cobrar más, accedían a estos centros aquellos profesores que habían superado una oposición (bastante difícil y seria al no ser oposición con escasas plazas de interés político). 
La historia de la educación especial (para aquellas personas con características que suponen necesidades especiales), había seguido un camino paralelo: Desde la pura eliminación, en Grecia, de los nacidos con algún defecto físico, arrojándolos desde lo alto del monte Taiquedo hasta la “normalización” e integración, pasando por la formación en centros específicos. El nazismo, en pleno siglo XX, había proclamado la superioridad en todos los aspectos, de la raza aria (desmentido, por lo menos en el aspecto físico, en las olimpiadas de 1936, a gran disgusto del Furer) y condenado (al holocausto) a judíos, gitanos y prácticamente media humanidad con algún rasgo diferente al supuestamente ario. 
La historia política de España, desde el siglo XVIII ha sido la historia de la alternancia excluyente de estas dos concepciones, que ahora se podrían concretar en: a) “Todo y lo de todos para los míos, con razón y sin ella” y b) “Todo para todos, porque todos son los míos, hasta que su propio egoísmo y trampa autoexcluyan a algunos”. 

Octubre de 1975, París. Franco está agonizando, vive mantenido artificialmente, su dictadura sigue siendo dictadura, pero tocada de muerte. En Francia “la izquierda ocupa el centro”, por que todo es izquierda excepto una derecha muy minoritaria, por lo que la izquierda ocupa la izquierda, el centro y hasta, si me apuran, parte de la derecha del arco parlamentario y social. Los alumnos franceses de español de l’”École Normal Superieur” de París (con un prestigio académico extraordinario) gritan FRAP!, FRAP!, FRAP! (en castellano: Frente Revolucionario Antifascista y Patriótico. En francés: Golpea! Golpea! Golpea!). Champs Elisées: Mitin del PC español con miles de asistentes europeos y españoles (el franquismo no había conseguido ser admitido en el Mercado Común Europeo por no ser, su régimen, considerado una democracia; pero sí había conseguido cinco copas de Europa de fútbol con el Real, sin rey, Madrid; las cinco primeras y, posteriormente, dos festivales de Eurovisión, también consecutivos), presidido por Santiago Carrillo: “Y ahora, cuando muera el dictador, pasaremos por la piedra a este principito de Franco y a todos los colaboradores que han permitido que se mantuviera tanto tiempo”.

1977. Aquel ogro feroz ha dado la mano a aquel principito colaboracionista de Franco y se ha hecho amigo íntimo del último ministro del “Movimiento” de Franco, que ahora preside un Gobierno de transición de la dictadura a la democracia (teóricamente el más “rojo de todos” y el más “azul de todos”, amigos cordiales). Viceversa, la derecha más recalcitrante ha aceptado que el 23 de Abril, el día de las letras, se legalizara el Partido Comunista de España.  Aquellos maravillosos años de la transición: Fueron años de autorenuncia, reconciliación y consenso. Los diputados (entonces Procuradores) de las Cortes votaron su propia autodisolución para elegir unas nuevas Cortes constituyentes, la izquierda que había sido 40 años injustamente condenada al exilio o al ostracismo y silencio renunció a la venganza, la derecha aceptó la legalización del ogro comunista, ... Unos y otros renunciaron, desde las distintas ideologías que sustentaban los múltiples distintos nuevos Partidos Políticos,  a criterios de diferenciación, separación y autoexclusión y conflicto, para buscar, desde las diferencias ideológicas de cada uno,  los elementos de confluencia. En 1978 los españoles, antes en bandos opuestos, conjuntamente, ya han redactado, aprobado y promulgado la Constitución de todos para todos. Y en su redacción han intervenido gentes tan significativas y significadas como Camilo José Cela, Fraga Iribarne, Santiago Carrillo, Adolfo Suárez y Felipe González. Mientras el jovencito JM Aznar sigue sin enterarse del esfuerzo común por el diálogo y consenso y escribe escritos defendiendo la razón de parte y la imposición por la autoridad.

1990. Se aprueba la LOGSE (Ley Orgánica General del Sistema Educativo), precedida por la LODE (Ley orgánica del Derecho a la Educación), que implica una nueva reforma educativa, la primera desde la de 1970 y un nuevo avance social y educativo, aparte de que es el desarrollo educativo de los principios de la Constitución de 1978: la comprensividad y obligatoriedad de la educación básica se amplia hasta la edad mínima necesaria para poder empezar a trabajar: 16 años. Se estructura en un sistema académico de una sola línea con estaciones de formación profesional en cada uno de los tramos de la oferta postobligatoria, en lugar de un sistema de doble via: académico-universitaria y profesional, en el que se hace un esfuerzo en la atención a la diversidad, desde la propia comprensividad, a través de todas las modalidades posibles (optatividad, opcionalidad, adaptación, compensación, diversificación, integración e iniciación profesional) con fundamentación en las fuentes psicológicas y pedagógicas y en el que los órganos de dirección, coordinación docente, equipos educativos, orientación (el mal llamado Departamento de Orientación –no es un Departamento, sino que es un sistema subsistema del educativo del centro- y todas las tutorías) e inspección educativa garantizan la eficacia y calidad de la educación. Aunque nace con dos defectos importantes, uno coyuntural y otro estructural: 1 Debía ir, igual que la LGE, acompañada de una de ley de financiación de los cambios e incrementos que suponía y no lo fue. 2 Se otorgaba la responsabilidad educativa y docente de la parte básica y obligatoria de la etapa Secundaria a profesionales no educadores, al tiempo que se refundían tanto los cuerpos docentes como los Institutos de Bachillerato y Formación Profesional en uno único: de Educación Secundaria. Esta falta de profesionalidad como educadores se suplió con creces, en la mayoría de casos, bien por competencia educativa natural (los padres también son educadores y no son profesionales de la educación), bien por vocación, interés o formación personal, aunque, ciertamente, no en todos los casos. De la misma manera que la mayoría de profesores asumió de forma muy natural y positiva la fusión de los dos cuerpos de secundaria en uno solo, aunque en algunos casos muy concretos se hiciera a regañadientes, sin una plena aceptación emocional. Igualmente, la mayoría de inspectores de educación comprendieron desde su capacidad de profesionales de la inspección y de la educación (inspección educativa) el sentido psico-pedagógico-social de la Reforma. Aunque algunos pocos se quedaron, en su lectura de su propia función, en la palabra inspección sin llegar al tipo de inspección (educativa), más pendientes de su propia ideología política clasista, de hacerse eco de los argumentos, no pedagógicos ni sociales, de los profesores opuestos a la Reforma y, según los casos a su promoción personal en base ideológico-política.  Minorías que, hay que reconocerlo, han sido muy capaces, con su actitud, de provocar un cierto ambiente y un cierto estado de opinión negativos.
Para distinguir ambas concepciones de educación formal y evitar cualquier terminología insultante o descalificadora llamaremos, a partir de aquí, a quienes están mayoritariamente de acuerdo con los principios de la LOGSE (educación comprensiva) “comprensivos”  o “integradores” e “incomprensivos” o “diferenciadores” a quienes no aceptan la educación comprensiva hasta los 16 años sean profesores, directivos, inspectores, políticos, concepciones o actitudes.  

La historia política e ideológica de España entre 1990 y el 2002 es suficientemente conocida para que, para reflexionar el sentido de la Contrarreforma educativa anunciada, deba ser resumida aquí. Solamente decir que ha seguido los vaivenes ideológicos propios de las democracias occidentales no interrumpidas por sistemas autoritarios permanentes: la ley del péndulo, según intereses, recursos de comunicación  y capacidades de convencer (demagógicas) de cada momento. Desde 1975 no he conocido ninguna opción política que conquistara el poder y si todas que lo hayan perdido. Así, el PSOE de Felipe González en el poder en 1990 (LOGSE) pierde el poder y es reemplazado por el PP de José Maria Aznar, en su primera legislatura sin mayoría absoluta (1995-2000) y en la segunda (2000-2004) con ella, con lo cual los cambios políticos no se han hecho esperar: De una política democrática social se ha pasado a una política liberal capitalista mucho más clasista. Se ha incrementado la libertad de decisión y acción en la empresa privada y el empresario y el intervencionismo y autoritarismo en la empresa pública y el trabajador, con una política económica aparentemente acertada (por los resultados), aunque un análisis más profundo hace temer que haya sido muy desacertada y peligrosa (quisiera equivocarme y que el tiempo diese la razón al Gobierno): El éxito económico se ha basado en privatizaciones de las mejores empresas públicas, explotación propia de los recursos económicos prometidos tanto a los funcionarios como a las Comunidades Autónomas, incremento abusivo de los impuestos indirectos y las tasas (para votar los miles de votos cuya “necesidad” se  ha creado en la “Operación Triunfo” de la Televisión Pública se debía llamar por teléfono a líneas 600: las mismas que utilizan las empresas sexo telefónicas, las más caras del mercado con el correspondiente beneficio para Telefónica y para los impuestos indirectos), incrementos abusivos de los precios de transporte (para que un profesor balear pueda viajar saliendo de su isla debe pagar hasta tres veces más de lo que pagaba por el mismo trayecto hace sólo dos años, mientras que su incremento salarial prometido por el anterior Gobierno ha sido desdonado por ley), máxima producción a través de servicios prescindibles, como el turismo, con insuficiente producción primaria e industrial e importantísimas ayudas (a fondo perdido) procedentes del resto de países d’Europa (gracias Europa). La reducción de bienes públicos y la explotación de capitales procedentes de los bolsillos de la gente (impuestos, juego e incremento de precios por encima del de salarios) va disminuyendo el poder adquisitivo de la mayoría. ¿Qué pasará, económicamente, cuando no queden empresa públicas que vender, ni dinero popular  que poder administrar, servicios que ya no se compren y Europa diga “basta” y cierre el grifo de la subvención gratuita? Ya digo, quisiera equivocarme. Pero me parece que esta crisis económica que viene se va a confirmar y puede tener su cenit en un tiempo de Gobierno alternativo a quien se podrá dar la culpa de la misma, cuando los hechos explican que los polvos que pueden acabar en aquellos lodos los están haciendo (y pegando) la política económica actual. Una política económica coherente debería procurar no seguir empobreciendo al pueblo y no depender tanto de los impuestos, ni directos ni indirectos, ni de los bienes servicios y la caridad externa, y sí incrementar la producción y la calidad en los sectores primario y secundario (estoy hablando desde Illes Balears. A través de otros países de España quizás si pueda mejorar la economía estatal mediante la oferta de nuevos servicios, especialmente turísticos. Aquí, en Illes Balears, este servicio está sobresaturado y destroza el paisaje y el medio ambiente).

Pero volvamos a la Contrarreforma educativa. El pasado día 11 (hace sólo 5 días) de marzo (2002) el MECD presentó su proyecto, junto a una nota de prensa y un gráfico explicativo de las diferencias. Hasta entonces no podíamos analizar más que en base a “sueltos” de la Ministra o del propio Presidente. Ahora con los “borradores” en la mano nuestros temores se han confirmado. No tanto por el aspecto formal del sistema, sino por las filosofías y actitudes que subyacen y que dicen justificar los cambios.

Los dos documentos (la nota de prensa y el proyecto) empiezan justificando la reforma de la reforma (lo cual es un buen comienzo) explicando que hay un elevado fracaso escolar e importantes problemas de disciplina, especialmente en la ESO . Estos dos argumentos se han venido arguyendo, por parte de los miembros “diferenciadores”, el primero desde incluso antes de la aplicación de la Reforma de 1990 y el segundo desde inmediatamente que se aplicó.; y han proliferado en estos últimos tiempos en los medios de comunicación. Incluso en la lista Edulist de Rediris un nuevo miembro, con sólo nombre conocido y supuestamente las iniciales, ha irrumpido con una proliferación de mensajes en defensa a ultranza de las razones, no argumentadas, del Gobierno. El corporativismo ideológico en esta actitud hay que reconocer que es importante y, una vez creado un estado de opinión, la gente se lo cree, lo propaga y hasta lo provoca. Mis datos dicen que ni hay tanto fracaso ni tanta indisciplina, aunque, ciertamente, los haya.

Los documentos del MECD razonan: “Dado que hay un problema hay que cambiar. Y para cambiar vamos a cambiar la concepción integradora y democrática de la educación en la ESO por la concepción clasificadora, diferenciadora y autoritaria”. Es decir, “vamos a hacer la reforma por ensayo y error. A ver si haciendo algo diferente esto mejora. Y si no, diremos que nuestro fracaso se debe a que la reforma ha sido insuficiente, incrementaremos el cambio y probaremos otra cosa”. ¿Cómo quieren que los alumnos mejoren su aprendizaje si el propio Gobierno no aprende de su propia experiencia?: Desde hace seis años mantienen una política agresiva contra los pueblos e ideologías diferentes, una política que en el caso del terrorismo o en el caso del Nacionalismo no ha supuesto ningún avance en la dirección de los deseos del Gobierno y sí el efecto contrario: Los terroristas tienen la misma capacidad de maniobra que en el 96 y muchos más simpatizantes (especialmente cuando hacen ruido sin causar ninguna muerte), los nacionalistas incrementaron su ventaja sobre el PP en el País Vasco en las últimas elecciones autonómicas y el PP perdió el poder en Illes Balears por primera vez en toda la historia de la última democracia. Aquí, precisamente, ha conseguido ir en contra de todos los demás partidos a los que, con esta conducta, ha unido en un pacto de consenso, libertad y progreso.

Dicen que cuando el astrónomo muestra el fenómeno que se produce en el universo el necio mira el dedo. Y esto es lo que hacen los políticos, los técnicos y los ciudadanos de la corriente “mayor autoridad y mayor control”. Suponiendo que hay demasiado fracaso escolar y problemas de seguridad ciudadana, causados por adolescentes y jóvenes, que los hay, ¿no sería más lógico analizar, previamente, las causas del problema y procurar solucionarlo (en lugar de dar palos de ciego) cambiando los hechos que lo causan?. Pues bien, no. Se han quedado con el dedo (que por algo tienen mayoría absoluta. Las mayorías absolutas, de la corriente que sean, participan de los mismos defectos que las dictaduras) y esperan que todos nos lo chupemos (dado que algunos, no duchos en la materia, lo han hecho, ¿por qué no íbamos a hacerlo todos los demás? Además “somos especialistas en fenómenos de fe ciega colectiva como la Operación Triunfo” . Las dos).

En los documentos se explican unos hechos que justifican unos cambios, pero en ningún lugar se explican las causas de estos hechos, lo cual indica o bien una incompetencia técnica supina o una intencionalidad política oculta.

De la Reforma de 1990 se conocían los técnicos padres de la misma, profesionales de prestigio internacional en la investigación psicológica, pedagógica y sociológica (entre otros Cesar Coll, Álvaro Marchesi, Perez Rubalcaba). De esta contrarreforma no se conocen (o bien no hay ningún técnico de la pedagogía, o bien su nivel y prestigio es tan ínfimo que prefiere no figurar). De hecho, aparte de no dar ninguna razón de los hechos motivantes del cambio tampoco ofrece ninguna propuesta de cambio fundamentada psicológica o pedagógicamente y sólo en un mayor control y autoridad. Recuerdo que un cuestionario que me aplicaron cuando era joven, antes de la democracia, tenía una pregunta que decía: “¿Qué prefieres que prevalezca, la justicia o el orden público?”. Siempre he pensado que un orden impuesto con injusticias acaba rompiéndose en los mayores desórdenes (y el terrorismo y la represión del terrorismo parecen darme la razón, por lo menos en este campo) y que justicia y orden no sólo no son dicotómicos sino que el segundo es hijo de la primera.

Digamos que sobre el tema de la Contrarreforma en el foro Edulist de Rediris (en el que predominan los miembros integradores sobre los diferenciadores, aunque la mayoría estamos de acuerdo en que algo ha de cambiar en la educación) no he intervenido hasta ahora en que he leído los borradores. Si que intervine en dos apuntes y actitudes declarados en los medios por la Ministra y el Presidente.

Digamos que en algunos aspectos formales estamos de acuerdo con las propuestas, especialmente en aquellos que coinciden con los que ya habíamos sugerido nosotros mismos en 1997: 
- Evaluaciones extraordinarias de recuperación de conocimientos (si el insuficiente fuese debido a no haber alcanzado el mínimo de conocimientos exigido).
- Poder pasar de los CFGM a los CFGS mediante un curso puente.
- Los mal llamados itinerarios (llaman itinerarios a las estaciones –modalidades de nivel- de los mismos) siempre que sean realmente, tal como se promete, elegidas por los propios alumnos y sus padres (orientadas por el orientador/a del Centro), que se pueda pasar de un itinerario a otro y que no sean excluyentes para seguir estudios posteriores de los distintos bachilleratos o CFGM.

Digamos, no obstante, que estas reformas no deben considerarse como tales ya que, con la LOGSE en la mano, los distintos equipos educativos podían aplicarlas desde el momento mismo de su puesta en práctica (de la LOGSE) ya que las tres propuestas pueden considerarse como adaptaciones particulares del currículum autorizadas e incluso solicitadas por la propia LOGSE de las decisiones autónomas de los Centros.  

Veamos por que no estamos de acuerdo, desde la perspectiva técnica (Psicológica, pedagógica, social, política y económica), con esta propuesta que calificamos de peligrosa por atacar, directamente, a los principios de igualdad de oportunidades, educativos y sociales (y, consecuentemente, económicos).

Justifica la reforma en los “fallos del sistema educativo” que no fundamenta, de la siguiente manera:

11, mar.’02.- “La ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, ha presentado hoy a la Conferencia Sectorial de Educación (compuesta por representantes de las Comunidades Autónomas) el Documento de Bases de la Ley de Calidad de la Educación. Los diferentes análisis del sistema educativo llevados a cabo en los últimos años, la experiencia de los agentes educativos y múltiples evidencias empíricas, han venido a coincidir en la necesidad de acometer una reforma educativa que permita subsanar los fallos y deficiencias del actual modelo; de mejorar la calidad del sistema educativo; y de reducir el índice de fracaso escolar”. 

“Diferentes análisis del sistema educativo” (nosotros no hemos visto ni uno, ni serio ni no serio). “Experiencia de los agentes educativos y evidencia empírica” (si son empíricamente tan evidentes como las de los casos Bitel, Mapau, Gescartera, Plan Hidrológico Nacional, demonización de Batasuna, PNV, pueblo vasco, balear, PSOE y, en general de todo aquel/aquello que no coincide plenamente con las ideas del jefe del Partido,  ridiculización de todo aquel que es capaz de hacer una crítica a una política determinada o actitud del Gobierno o, más especialmente , de su dios infalible, la retención, suponemos que “sine die”, de las dotaciones de transferencias, educación, fomento, ..., la afirmación de evidencia de Felipe González entrevistándose con el Presidente de Marruecos,...). En otro lugar de los documentos señala un 90 y pico por ciento de acuerdo de unos 4.000 profesores consultados (del sindicato ANPE, sindicato educativo del Partido Popular). Suponiendo que ANPE tuviera 4.000 afiliados o más que hubiesen contestado la consulta, estos porcentajes tan uniformes nos recuerdan los porcentajes de los referendums de cualquier dictadura. Y, por otra parte, ¿qué han contestado, por ejemplo, 4.000 profesores afiliados a los otros sindicatos como STEI, CCOO y UGT?. ¿O, acaso, a estos, no se les ha hecho la misma consulta?. No es elegante justificar un cambio basado en la respuesta a una consigna con disciplina de voto o con unidimensionalidad ideológica.

¿Y si la actitud  educativa, en muchos casos posiblemente inconsciente e involuntaria, de estos profesores fuera  la causante tanto del fracaso escolar como de los problemas de conducta o sociales?: 

Instituto A:

1 Fracaso escolar considerable (40%). En algunos cursos o asignaturas mucho más. El profesor de la asignatura o los profesores del curso no se cuestionan su propia enseñanza. En el proceso de enseñanza-aprendizaje el fracaso, caso de que se produzca, puede ser debido a la enseñanza o al aprendizaje o al canal de comunicación  y si en una asignatura determinada hay más fracasos que en las demás, ¿no sería cuestión de evaluar si los fallos están en la enseñanza?. En este centro ni se cuestiona. Y si, en alguna ocasión, desde el Departamento de Orientación, se ha propuesto, se ha puesto el grito en el cielo. Pero si estamos tan seguros de nuestra bondad y eficacia docente, ¿por qué tanta resistencia a nuestra evaluación y tanto fracaso en el conjunto del proceso?.

2 Tres Profesores de Diversificación del Departamento de Orientación que no han evitado afirmar que el departamento de orientación y sus funciones no es lo suyo, que han entrado en él porque es la única forma de poder acceder a este Instituto céntrico de la Ciudad. Uno de ellos es, además (o, mejor, casi exclusivamente) jefe de estudios del Centro. Dado que el Programa de Diversificación se muestra muy eficaz el primer año (85% de éxito académico frente al 60% general) y dado que cada año hay más de 15 alumnos de 3º y 15 de 4º que suspenden sus respectivos cursos y que podrían aprobarlos a través de diversificación el Jefe del Departamento de Orientación solicita que se cumpla la LOGSE y el Plan anual del Departamento de Orientación al que estos tres profesores pertenecen: Atender al máximo número de alumnos posibles que puedan beneficiarse del programa, de entre los que, caso de no seguirlo, lo más probable es que suspendan. Respuesta: Negarse, hacer un escrito calumnioso para justificar que el Director cese a quien pide el cumplimiento de la ley y de la eficacia pedagógica, cese irregular e ilegal, el inspector de acuerdo con la demencia educativa (“por que él es el director y manda más que tu”. “Si, pero el Consejo Escolar y el Claustro mandan más que el Director y ambos han aprobado el Plan del Departamento, en el que, igual que en los cursos precedentes, se recoge la atención máxima necesaria del programa de diversificación”), el jefe del servicio de inspección añade más fuego a la demencia surrealista (“para de exigir, que si no te abriremos un expediente”, “¿informativo?”, “no, disciplinario”, “¿por exigir que se cumpla la ley, el Plan del D.O. y se ayude a los alumnos que lo precisan, dado que los recursos humanos se han dotado por parte de la Adminisytración y se están infrautilizando por resistencia voluntaria de profesores de ámbito, director, inspector y tu mismo?. Pues adelante con vuestro expediente”). 
Por suerte para el Jefe del Departamento de Orientación el Director General, también del Partido Popular, previa información, desestima el cese irregular e ilegal y presuntamente prevaricador y la propuesta de expediente no se llega a formular, imagino que para evitar el propio ridículo y porque, en realidad, nunca se tuvo intención, por falta de elementos, y sólo se utilizó como amenaza para atemorizar y obligar a la rectificación, sin el efecto esperado. Pero, por mala suerte para los alumnos y para la idea comprensiva, integradora y compensatoria de la LOGSE, el programa de diversificación de este Instituto sigue atendiendo a unos once alumnos por curso (estos últimos cursos, sólo a cinco) con lo que se remarca la diferencia y dificultad de los mismos y se priva a muchos otros alumnos de una ayuda que les permitiría la obtención del Graduado de Secundaria, sigue habiendo un alto grado de fracaso escolar y de problemas de disciplina (normalmente ambos fenómenos van juntos) que se intentan “castigar” sin probar, previamente, medidas educativas, tal como había ofrecido el orientador del Centro y, si es el caso, expulsar (expulsiones, primero temporales, que pueden llegar a ser definitivas, algunas, incluso, a alumnos menores de 16 años). Y es que como les decía ya el orientador desde el curso 1992-93: “vaciar los fracasos a la calle es reconocer el propio fracaso y dejar la calle impracticable”. No obstante la triada negativa (Director, Jefe de Estudios e Inspector) pensaba y aplicaba: “Prefiero que el problema esté en la calle que no tenerlo en mi propio centro, aunque yo pudiera ser el causante del mismo”.

Instituto B:

El Instituto consta de dos edificios unidos (o separados, según como se mire) por el patio de recreo. La matrícula hace que casi sea suficiente la utilización de uno de los dos edificios. El equipo directivo y el equipo educativo (?) del centro deciden, en contra de lo pedagógicamente aconsejado por  toda la literatura técnica al respecto (Pearce, 1958; Willig, 1963; Ramis, 1983) agrupar a todos los alumnos “conflictivos” en un único grupo que tiene su aula en el otro edificio con una única profesora “de apoyo”. La sensación, y realidad, de segregación y rechazo, es evidente en todos los alumnos: “En este Instituto somos los malos, los que no podemos estar con los demás”. La discriminación y rechazo se extiende a la propia profesora (siempre que se organizan reuniones ocasionales de profesores en el edificio A se “olvidan” de llamar a la profesora del grupo segregado del edificio B, especialmente para que los alumnos no se queden solos o para no tener que mandar un substituto temporal). La profesora sufre una depresión que le ocasiona la baja. Los profesores, normalmente “de guardia” que son mandados a hacer la correspondiente substitución lo viven como un castigo y su actitud en el grupo es desmotivada, agresiva o de miedo. Los alumnos se aperciben de ello y “pasan” más del aprendizaje académico, dominan la situación e incrementan el absentismo escolar. El educador municipal dice que los alumnos de este grupo, una vez conocidos personalmente un poco, muestran tener valores aprovechables (“no son tan malos, incluso son buenas personas”), De hecho hacen actividades plásticas y culturales en el club municipal  en horario extraescolar. El educador propone a los equipos directivo y educativo del centro un programa contra el absentismo escolar que el mismo apoyaría. De hecho se rechaza porque, en realidad, ambos equipos prefieren que los alumnos no vayan al centro: “menos problemas de todo tipo”. 
Los problemas han sido transferidos del centro educativo (con recursos técnicos) a la calle del municipio (constituirán una pandilla de cuyas fechorías se quejarán los propios profesores del centro, los ciudadanos y los medios de comunicación).

Instituto C-D:

El equipo directivo “dicta” lo que debe decir un informe psicopedagógico determinado. El jefe del departamento de orientación (orientador y profesor especialista en psicología y pedagogía) intenta razonar que por ética profesional y por capacidad técnica no puede escribir al dictado la idea de marras y razona que además de diagnósticos justificantes existen medidas pedagógicas eficaces que deberían probar. El equipo directivo, autoridad máxima, no tolera la respuesta y empieza una actitud permanente de desautorizar, y en algunos casos usurpar, suplir e incluso humillar, al orientador en todas sus funciones, con lo que la organización pedagógica del Instituto no se ajusta en ninguna de las medidas pedagógicas propuestas por la LOGSE, con resultado de estrés por mobbing en el orientador y de elevado fracaso escolar y social del Instituto (en el presente curso ya han “expulsado” o “derivado a garantia social externa”, según los casos, a más de 25 alumnos. El inspector autoritario da la razón, por principio jerárquico, al equipo directivo, mientras que el inspector educativo, por razones pedagógicas y legales, da la razón al orientador (curiosamente el primero es licenciado en pedagogía y el segundo no lo es, pero el primero ejerce de autoridad y el segundo de inspector “educativo”). 
En estos casos (modelos A, B, C-D, lógicamente, uno no puede quejarse de problemas del sistema educativo cuando el problema es uno mismo o lo ocasiona uno mismo, aunque, de forma surrealista, con gran  desfachatez, sí lo haga (el atribuir el fallo, intrínsecamente, al sistema). El sistema puede ser un súper Ferrari que va fatal o, simplemente no va, no por que sea un mal coche con un mal motor, sino porque, siendo un coche extraordinariamente bueno con un motor extraordinariamente bueno, uno no lo sabe conducir, o lo conduce mal a propósito, intencionadamente o, simplemente, no lo conduce.

Instituto E (como la mayoría de los IES de Illes Balears):

Está constituido, como propone la LOGSE, como centro integral e integrado de Secundaria, con todas las modalidades educativas ordinarias (ESO, Bachillerato, CFGM, CFGS) y con todas las medidas de atención a la diversidad que contempla la LOGSE (optatividad, opcionalidad, adaptaciones, diversificación, iniciación profesional, integración). Este conjunto integral está constituido como una pequeña ciudad educativa en un marco ambiental adecuado y agradable (una parte importante del patio es un gran jardín con árboles, de diversas especies, enormes, grandes, medianos y pequeños, arbustos, otras plantas, hierba,... jardín que rodea el edificio) y en el que cada alumno, ayudado por un sistema de tutorías y servicio de orientación, encuentra la respuesta educativa adecuada a sus necesidades y características. El Centro sigue un sistema de calidad (EFQM), tiene el Proyecto de Aula Bit, una cultura ecológica reflejada en su revista escolar y en múltiples actividades cotidianas y extraordinarias académicas y extraacadémicas y participa, en su conjunto o por departamentos o programas, en multitud de proyectos solidarios como la instalación, una vez cada curso, en el edificio del centro de una unidad de extracción de sangre para que todos los miembros de la comunidad educativa mayores de edad, que lo deseen, puedan dar parte de su sangre al banco de la Cruz Roja, para su utilización en los casos que se precisen; o el padrinazgo colectivo, y por relevos, que hacen los alumnos de diversificación, de los estudios de un niño o niña del tercer mundo. El sistema de orientación del centro está perfectamente imbricado en el pedagógico y ambos en el sistema general dirigido por el equipo directivo y los órganos de dirección. El éxito escolar es considerable y las inadaptaciones sociales finales mínimas.

De esta experiencia: 

Estamos de acuerdo con el Gobierno del PP en que el sistema educativo tiene fallos que hay que corregir, pero no vemos en estos documentos ninguna fundamentación ni análisis, mientras que nosotros hemos explicado, por experiencia empírica, los que hemos observado (además, tanto PP como el otro PP –Pacto de Progreso- tienen toda la información pertinente desde el curso 1997-98 i 98-99). Igualmente discrepamos, diametralmente, en las soluciones propuestas.

Según el PP estos fallos son:
- Fallos intrínsecos del sistema educativo (afirmación gratuita, siempre la constante de la provocación, que no concreta, ni explica, ni fundamenta).
- Alto fracaso escolar.
- Problemas de disciplina.
No analiza ni explica ni la dimensión ni las razones de estos fallos.

Según nuestro análisis:
Coincidimos en que debería haber muchos menos fracasos escolares y mucho mejor ambiente social, tanto en com fuera de los Centros de educación, propiciados ambos por la educación; pero discrepamos en que esta insuficiencia sea debida a fallos intrínsecos del sistema, sino a fallos provocados por aplicaciones incompetentes en algunos casos y aplicaciones intencionadamente negativas en otros. Igualmente pensamos que estos fallos son muy inferiores en número a lo que da a entender el Gobierno, cantidades que justificarían la necesidad de la reforma que proponen.  Igualmente hay que tener en cuenta que los problemas educativos no sólo son consecuencia de la aplicación de la educación intencional formal. Debe influir también el ejemplo de los modelos sociales (políticos y famosos), la publicidad oficial y no oficial, la educación extraescolar proporcionada por grupos de influencia religiosos o no y las limitaciones de recursos educativos a las Autonomías y, en ciertos casos, a algunos Centros educativos.

En síntesis:

El Ministerio de educación habla de fallos intrínsecos del sistema educativo, fallos que no especifica, que ocasionan alto fracaso escolar y problemas de disciplina, afirmaciones que no prueba como ocasionados por la aplicación del sistema de la reforma y para solucionarlos propone unos cambios.

Nosotros estamos de acuerdo en que debería haber menos fracaso escolar y mejor ambiente interpersonal y social en y fuera de los Centros, fallos que, inversamente al presupuesto del Ministerio, hemos observado empíricamente que se producen en los casos en que no se aplican suficientemente los principios y normas de la LOGSE, e, igualmente, proponemos unos cambios de mejora.

Soluciones que propone PP

El documento se inicia con una serie de puntos, algunos de ellos afirmaciones gratuitas de crítica irracional al sistema LOGSE que intentan molestar y provocar por una parte y justificarse por otra; y otros de objetivos de su Reforma que presentan como su propio descubrimiento de América cuando, en realidad, lo son de la LOGSE. Así como un tercer grupo constituido por ideas propias diferentes. Dado que los dos primeros no son novedad y que se comentan solos, hacemos referencia sólo al tercer grupo:

- "Fomentar la cultura del esfuerzo". Esta cultura no garantiza la bondad ni del sistema ni la bondad social. El lema del actual Ministro de Medio Ambiente  cuando ejercía de Presidente de la Comunidad Autónoma Balear era "Trabajo, trabajo y trabajo...". Posteriormente se ha sabido que este trabajo extra consistía en manipular su ordenador de Presidente, maquinar votos irregulares para su Partido utilizando fondos públicos en beneficio de un Partido particular, maquinar la forma de transferir la información de la Oposición a sus propias terminales, ... Actitudes socialmente fraudulentas, que desde los distintos poderes superiores, han recibido el "esfuerzo" de su intento de legitimación. Consecuentemente, pienso que la cultura de la ética personal, profesional y social y de la socialización y cooperación ofrece más garantías educativas que la cultura del esfuerzo.

- "Se acaba con la promoción automática". ("Intoxica, que algo queda"). La LOGSE prevé, de acuerdo con los principios de psicología evolutiva, que los alumnos de Primaria puedan repetir un solo curso y en ESO un máximo de dos, uno en cada ciclo, y si aún así no es suficiente las soluciones se arbitraran no mediante repeticiones de curso sino con las medidas de atención a la diversidad más adecuada. ¿Es que con esta reforma podrá un alumno de 21 años seguir estando en 6º de primaria?. “Se puede repetir como máximo una vez por curso”, ¿quiere ello decir que un alumno de Primaria podría repetir los seis cursos, cada uno de ellos una única vez? “Una vez consumido el cupo de repetición en un curso el DO aconsejará que itinerario o grupo de refuerzo le convienen más”. 1 Mi experiencia en el Instituto A es que la muy directiva jefe de estudios, simpatizante del PP, se pasaba por el forro los consejos de escolarización del Departamento de Orientación, de la que, por cierto, administrativamente, formaba parte. 2 ¿Qué quiere decir el documento con esto de “grupos de refuerzo”? Si se refiere a grupos cerrados como el del Instituto B estamos ante la medida más antipedagógica que pueda proponer el documento. Si se refiere a grupos ocasionales para reforzar determinada capacidad, pero que en ningún caso suponga que el alumno deba abandonar “su” grupo ordinario más de 1/6 del tiempo total, la medida puede ser pedagógicamente positiva.

- “Se refuerza la función directiva del director, quien podrá aplicar medidas disciplinarias para mantener la convivencia en el aula”. Toda la literatura pedagógica actual, y nuestra experiencia empírica, muestra que a mayor autoritarismo mayor indisciplina y agresividad (basta ver la situación actual en Palestina). Es decir que el documento va a fomentar lo que dice querer solucionar. No deja de ser también paradójico que un documento que se supone “educativo” suspuestamente también redactado por alguien que sabe lo que es “educación” nos hable de medidas “disciplinarias” para “mantener” la convivencia... en lugar de hablarnos de medidas “educativas” para “favorecer un ambiente agradable de convivencia, estudio y trabajo”... Un centro educativo no es un centro policial y la convivencia no es algo que se debe mantener por la fuerza, sino que es una actitud natural habitual en un ambiente distendido, empático, educativo. El documento ya presupone que el profesor debe prepararse diariamente para ir a “luchar duramente” contra la impulsividad concupiscible del alumno, que debe saber y poder “frenar” (de ahí, imagino lo de la “cultura del esfuerzo”) su tendencia natural a la indisciplina. Con lo que también presupone el síndrome del “profesor quemado” o “burn out” y propone, como solución, la “agresión autoritaria” o “mobbing”  que es una enfermedad psíquica y social de quien la aplica que causa enfermedad psíquica y social a quienes la sufren (o depresión o sociopatía violenta, según los casos). O sea, que queriendo mejorar el sistema, sin decir que es lo malo del mismo y por qué, propone medidas patógenas que sólo consiguen enfermar a quien las aplica y al sistema que las sufre. Por lo menos es de agradecer que, en este punto, se quiten la máscara y llamen al pan pan y al vino vino. En el Instituto A las medidas y comisión disciplinarias policiales, carentes de componentes educativos, se llamaban “medidas y comisión para la/de convivencia”, sin que dicha comisión, ni ninguna medida suya, procuraran mediar en ningún conflicto entre profesores o alumnos y autoritarismo (definimos autoritarismo como el ejercicio de autoridad caprichosa intransigente. Distinto de la respetada autoridad profesional y moral que tiene toda persona por sus conocimientos profesionales específicos y generales y por su actitud moral) directivo o docente.

____________________________

Antoni Ramis Caldentey
Illes Balears. España
http://mallorcaweb.net/arc46
Dirección en castellano:
http://mallorcaweb.net/arc98
____________________________

Marzo de 2002.

... / ...

CONTINUARÁ 

O, por lo menos ésta es la intención.

¿Y mientras? ¿Nos oponemos fuertemente a este monumento a la demencia educativa? No!. ¿No habéis observado que cuando dos tiran fuertemente de una cuerda la estrategia ganadora es soltar la cuerda y cuando el otro, caído de culo, intenta incorporarse, ir recogiendo la cuerda?